La importancia de la marca

Una de las grandes ventajas que ofrecen las franquicias plenamente consolidadas es la marca. Cuando invertimos en franquicia, una buena parte de la inversión se basa en el valor de su  marca. Más concretamente hablamos de franquicias con un buen branding que han diseñado y construido un universo alrededor de un logo, nombre o similar.

La foto con la que ilustramos este post es claramente inspiradora ¿Cuánto cuesta un café de excelente calidad en un vaso blanco de plástico? Y ¿cuánto cuestan los cafés de excelente calidad que vienen en los vasos con el logotipo de la sirena? Probablemente dos veces más, como poco. Está claro: la marca vende y la marca revaloriza el producto, en algunos casos, hasta cotas insospechadas. Hay que ser realistas y aceptar que muchas veces vende más toda la parafernalia asociada a la marca que el producto en sí. La marca es un valor añadido intangible que, en ocasiones, puede ser enorme y si no ¿cómo se explica la foto de abajo? Un ladrillo a 1000 dólares…

Si uno invierte en una franquicia conocida, nada más abrir su punto de venta tendrá clientes que conocerán el producto porque ya lo hayan probado en otras ciudades, lo hayan visto en revistas o redes sociales o lo tengan referenciado de alguna manera pero quizás también lo tengan idealizado porque lo asocien a un determinado estilo de vida o crean que comprándolo se van a sentir mejor. Es decir, percepciones subjetivas vinculadas a un universo alrededor de la marca fruto de una estrategia de márketing muy cuidada ¿Pasa esto en un negocio que abre desde cero? La respuesta es no, hay que invertir en publicidad para darse a conocer y hay que fidelizar a los clientes. Esto cuesta un dinero y un trabajo. Hay que crear una marca, publicitarla y conseguir que genere una serie de feelings asociados a la misma en el subconsciente colectivo.

Por eso, en las franquicias con alto valor de marca toda esta tarea ya está hecha lo que hace que venga  incluido de serie un público consumidor. De ahí se cobran los famosos “cánones de entrada” que se entienden, entre otras cosas, por el derecho de uso de una determinada marca, una de las grandes bazas de la franquicia.

Uno de los consejos que damos en Centro Franquicias a todas aquellas empresas que desean franquiciar su negocio es dejarse aconsejar desde el principio por profesionales diseñando su marca desde el momento cero para ir creciendo y fortaleciéndola poco a poco y que cuando llegue el momento de franquiciar, la misma tenga un valor tan grande que para un posible inversor merezca mucho la pena apostar por ella. Así que, si tienes una empresa con previsiones de crecer, ven, habla con nosotros y empezaremos a trabajar para construir tu marca desde el minuto uno.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X